Testimonios

 

 



Amigos de Casa Nueva:


Quiero expresar mi gratitud y compartir con ustedes una experiencia significativa que tuve. El pasado 22 de noviembre, unos días antes de completar mi tercer año en recuperación, emprendí un viaje que consistió en escalar el Iztaccihuatl. Fue algo totalmente nuevo para mí, jamás había hecho algo parecido En el proceso de llegar a la cima tuve momentos de conflicto conmigo mismo, momentos en los que dudé de mi capacidad y pensé en renunciar y regresar. A pesar de las circunstancias seguí adelante y llegue a la cima. Esta experiencia la comparo con mi recuperación en el sentido de que a pesar de todas las dificultades y obstáculos que he tenido en mi proceso y en mi vida, he tomado la determinación de seguir adelante y vencer los obstáculos que me pone la vida. Ha válido la pena el esfuerzo, ha valido la pena llegar a la cima día con día. Lo más sencillo es renunciar y abandonar mis metas y sueños, pero mi vida no tendría sentido sí renuncio a éstos. Lo que ha pasado en mi vida no hubiera sido posible sin su ayuda al apoyar a la Fundación Casa Nueva. Por este medio les expreso mi eterno agradecimiento, que es el de muchos, y les deseo una muy Feliz Navidad y Año Nuevo.

David (Ex-residente)


Mi nombre es Olga, la situación que pase con mi hijo fue la adicción hacia las drogas, en especial la marihuana, razón por la cuál durante 5 años vivimos un infierno cayendo en anexos, los cuáles no fueron lo adecuado ya que el problema crecio. Fue hasta hace un año donde apareció en nuestras vidas Fundación Casa Nueva, la cual nos abrió las puertas y con su ayuda y el equipo de trabajo tan profesional con él que cuentan, ayudó a mi hijo a salir de esta gran problemática como son las drogas.


Mi hijo ahí aprendio con la ayuda de los terapeutas a ver la vida de diferente manera, a luhar por lograr estar bien. Hoy se que sin esta Fundación que tanto nos ayudo a nosotros y a tantas personas nuestras vidas no serían lo que ahora son.


Fundación Casa Nueva ayuda a cambiar y a transformar vidas.

 

Olga P. (Mamá Ex-residente)

 

Inicie mi tratamiento en Fundación Casa Nueva, buscando una solución a mi problema de adicción, no sabía qué hacer, pero ya no quería seguir en la misma situación, en un estado de desconfianza, de inseguridad, de incertidumbre, de indecisión, de dependencia.


A pesar que estaba dispuesto a cambiar ha sido difícil para mí enfrentarme a mi realidad, a la realidad que me enferma, a mi pasado, a las consecuencias de mis actos, al tiempo que he dejado pasar, a la manera que he afectado mi persona y a los que me rodean.


Afortunadamente estuve rodeado de personas profesionales, firmes, íntegras y responsables, que me ayudaron a poder verme a mí mismo, a conocerme; me guiaron a una manera distinta de vivir. Me confrontaron, me apoyaron, me enseñaron, me alentaron cuando lo necesite.


Gracias a Fundación Casa Nueva porque con sus propias vidas y acciones me han mostrado el significado del sentido de servicio, un sentido para ayudar a las demás personas.

 

Abelardo (Ex-residente)



 

Mi nombre es Adrian P. soy originario de Coatzacoalcos Veracruz, llegué a Fundación Casa Nueva cuando tenía 18 años, con muchos problemas personales, familiares, sociales y legales, y destrozado, sin ánimos de seguir.


Ya dentro de la Comunidad Terapéutica me fui dando cuenta de que podía aspirar a otro tipo de vida, una vida mucho mejor a la que tenía, con amor y responsabilidad. Estuve 6 meses en el tratamiento residencial y después en la casa de medio camino, actualmente mi vida ha cambiado, estoy a punto de cumplir 22 años, terminé mi preparatoria y estoy cursando una licenciatura en psicología en la Universidad Veracruzana.


Sé que tengo mucho camino por delante y hoy tengo esperanza. Muchas gracias a quienes hacen posible que exista Casa Nueva.

 

Adrian (Ex-residente)





 

Mi nombre es Jesús R. llegué a Casa Nueva el 22 de noviembre de 2012 por adicción a la marihuana, solventes y alcohol. Mi consumo empezó a los 12 años y detonó a los 16, ya que cada vez me metía en problemas y mi consumo iba incrementando.


Entré a Casa Nueva porque no tenía otra opción, en los primeros meses tenía la mentalidad de seguir consumiendo, pero con el tiempo fue cambiando. Decidí quedarme, me dieron la confianza y libertad a los 6 meses de salir a la escuela y seguir con mis estudios.


Hoy en día vivo en un pueblo cerca de la Comunidad Terapéutica con un compañero y sigo asistiendo a la escuela.


Poco a poco voy haciendo nuevas amistades, a mi familia la recuperé y voy avanzando en mis estudios de bachillerato. Muchas gracias a quienes me han apoyado.

 

Jesús R. (Ex-residente)





 

Hola tengo el gusto de saludarlos. Mi nombre es Adrián S., tengo 17 años. Yo estuve en rehabilitación en la Comunidad Terapéutica. Al ingresar a la comunidad me di cuenta de muchos errores que cometí andando en malos pasos como el empezar a robar, el insultar a mis papás, el llegar tarde a mi casa y no trabajar.


Todo eso cambio cuando decidí tomar un largo proceso de recuperación y que hoy en día estoy muy agradecido con la Fundación por todo el apoyo recibido, el concluir mi secundaria que por el consumo trunqué. Hoy en día sigo en curso con mis estudios.


Doy gracias a la gente que creyó y aún sigue creyendo en mí.

 

Adrián S. (Ex-residente)

 

 

 

 

Donativo en Linea

Fundación Casa Nueva, I.A.P.

Oficina: 7714

Cuenta: 00176063284

 

Fundación Casa Nueva, I.A.P.

Sucursal: 9609

Cuenta: 96090000680

CLABE: 00 2840 9609 0000 6800

 

Todos los donativos son deducibles de impuestos.

Favor de enviar el comprobante y datos fiscales al correo electrónico contacto@fundacioncasanueva.org.mx

 

 

 


 

Aliados Estratégicos

 

 

 

 

 

 

SÍGUENOS EN TWITTER

Tweets más recientes

 

 

 

 

 

 

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Post más recientes

 

 

Contacto

Conoce mas

 

 

 

©2017 Fundación Casa Nueva, I.A.P.

Calle José Emparam No.24, Col. Tatahuicapan, C.P. 91060, Xalapa, Ver.

contacto@fundacioncasanueva.org.mx | AVISO DE PRIVACIDAD ASISTIDOS | ¡Suscríbete a nuestro boletín!